¿Cuál es la diferencia entre masa y peso?

Todos (incluido quien escribe esta entrada) utilizamos los términos masa y peso indiferentemente en el lenguaje cotidiano. Antonio pesa 65 kg o Elena ha pescado un pez de 4 kg de peso son expresiones habituales, aunque desde de un punto de vista físico son incorrectas. Esta diferencia se suele abordar, con distintos resultados, en los primeros cursos de secundaria. Romper inercias lingüísticas o ideas asentadas es complicado, debiéndose realizar la explicación desde el razonamiento y la lógica. El docente debe partir de los conocimientos previos del alumno en contextos significativos, a partir de ahí cuestionar “su realidad” y generar el nuevo conocimiento.

¿Qué conocimientos previos nos pueden ser útiles para diferenciar masa y peso? Sabemos que el peso depende del campo gravitatorio (g), magnitud que no podemos variar en el aula o el laboratorio, pero si disponemos de vídeos del espacio (llegada a la Luna, la Estación Espacial Internacional, etc) en los que se ve como se comportan los mismos cuerpos que podemos encontrar en la Tierra en entornos con diferente gravedad.

¿Qué cambios se producen en la caída de un cuerpo cuando está en la Tierra y en el espacio? La idea intuitiva del alumno es que las cosas caen más despacio en el espacio porque pesan menos. Algo cambia en el sistema, y no es el cuerpo, ya que es el mismo. Por tanto, es el entorno el que ha cambiado.

Este es el momento de apoyarnos en los conocimientos físicos relacionados con las magnitudes y los sistemas de medida:

•    La masa es una propiedad intensiva y por tanto no cambia. La masa de Antonio es de 65kg en España, Bolivia, China, sobre el Everest, en el fondo del océano, en Marte o en el Sol, en verano o en invierno… Al tratarse de una magnitud directa la masa se halla midiéndola con un instrumento de medida llamado balanza.

•    El peso es una fuerza, es decir, nos indica como puede cambiar de rápido la velocidad de un cuerpo (acelerar o frenar). Se mide en Newtons (N) y depende de la gravedad (m/s2) del sitio en el que esté (planeta, satélite, etc.). Se calcula con la fórmula p = m.g

Ejemplo: en la siguiente tabla puedes ver la masa y el peso de Antonio en la Tierra, La Luna, Marte, Venus y el Sol

Masa de Antonio Peso de Antonio Gravedad del planeta/satélite
Tierra 65 kg 637 N 9,81 m/s2
Luna 65 kg 105 N 1,62 m/s2
Marte 65 kg 241 N 3,71 m/s2
Júpiter 65 kg 1488 N 22,9 m/s2
Sol 65 kg 17810 N 274 m/s2

Para consolidar la explicación podemos plantear a la clase una situación ficticia: tenemos un martillo de 0,5kg encima de la cabeza a dos metros de altura.
– ¿Dónde preferirías estar, en la Tierra o en la Luna?
– ¿En qué sitio caerá más rápido?
– ¿Qué cambiará entonces, la masa o el peso del martillo? 😉