Arco iris doble

El arco iris es un fenómeno meteorológico especial. Da igual cuantos hayas visto, es imposible no mirar el siguiente que aparece ante nosotros. Se debe a la refracción de la luz blanca del Sol al atravesar las gotas de agua de la atmósfera, que pasa a descomponerse en los colores que la forman: rojo, naranja, amarillo, verde, cian, azul y violeta. Este fenómeno fue estudiado por Isaac Newton a comienzos del siglo XVIII, en 1704 haciendo uso de un prisma que era atravesado por luz blanca.

Por tanto,  cuando veamos un arco iris está lloviendo cerca o hay gotas en suspensión, como por ejemplo en las proximidades de una cascada o un sistema de aspersión de agua.

Arco iris
© Patricia Diez Alonso

Otro detalle curioso es que contrariamente a lo que pudiesemos pensar, al observar el arco iris el Sol está a nuestra espalda y no de frente. Esto es debido a que el ángulo de refracción es de 138º respecto a la dirección de la luz incidente

Rainbow formation

Otro fenómeno meteorológico (y físico) es el arco iris doble, más difícil de encontrar, que presenta dos arcos con los colores invertidos, con uno de los arcos más borroso o desenfocado.

© Patricia Diez Alonso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *